Reforma de la ley de tráfico.

La reforma de la Ley de Tráfico ha traído consigo importantes modificaciones, aunque algunas quedan «pendientes» hasta la reforma del Reglamento General de circulación.

Las novedades más importantes son:

Velocidad

  • El límite máximo en autopistas y autovías sigue siendo el de 120 km/hora. El Reglamento General de Circulación el que indicará dónde y cuándo se podrá ir más rápido. Hay un nuevo cuadro de velocidades y sanciones. Seguirá siendo delito el circular por via interurbana a 80 km/hora por encima de lo permitido.
  • La pérdida de puntos tendrá lugar al circular a más de 150 km/h, independientemente de si el límite es 120 o 130 km/h.
  • Los avisadores de radar por bases de datos continúan dentro de la legalidad, mientras que los detectores pasan a estar prohibidos. La sanción por tener uno de ellos en el coche será de 200 euros y conllevará la retirada de tres puntos del carné. Si el navegador posee la función de detector de radar, habrá que tenerla desactivada.

Ciclistas

  • Los adultos que transiten por vías interurbanas siguen estando obligados a llevar casco, pero ahora también deben utilizarlo los menores de 16 años en todas las vías. La sanción es de 200 euros.
  • Las bicicletas pueden circular por debajo del 50 % de la velocidad establecida.
  • Las bicicletas no podrán ser inmovilizadas, aunque su conductor sea multado por alguna infracción que, en el caso de los vehículos a motor, conllevaría esa inmovilización.

Prevención de accidentes  infantiles.

  • Los niños no podrán ir en los asientos delanteros. Cuando se apruebe el nuevo reglamento, no podrán viajar en los asientos delanteros los menores que midan menos de 1,35 metros siempre que los asientos traseros no estén ocupados por otros menores que tampoco tengan la estatura o que el vehículo carezca de asientos traseros.
  • Se sustituye el peso y la edad por la talla a la ahora de obligar a utilizar los sistemas de retención infantil (SRI), que serán obligatorios para los menores que midan menos 1,35 metros.
  • Se podrá inmovilizar el vehículo si no se hace uso del dispositivo de retención infantil e imponer una sanción de 200 euros.
  • En los taxis se aplica la misma regla, pero el responsable es el tutor del menor, no el taxista.

Consumo de alcohol y drogas

  • La prueba salival pasa a ser el medio preferente para detectar la presencia de drogas en el organismo. No es necesario demostrar la influencia de las drogas sobre la circulación, basta con demostrar la presencia de drogas en el cuerpo. El conductor podrá exigir una prueba de contraste, que se realizará mediante análisis de sangre.
  • La sanción por alcohol aumenta de 500 a 1.000 euros en los conductores que dupliquen la tasa de alcohol permitida (a partir de 0,5 miligramos por litro de aire aspirado, o de 0,30 para conductores noveles y profesionales), se nieguen a realizar la prueba o sean reincidentes, al haber sido multados por alcoholemia durante el último año.
  • Los viandantes están obligados a someterse a las pruebas de drogas y alcohol si cometen una infracción, sin necesidad de que hayan provocado un accidente.

Atropellos a animales

  • De manera general, el conductor será el responsable del atropello de un animal en zona de caza, salvo que sea consecuencia directa de la acción de la caza mayor llevada a cabo el mismo día, o en las 12 horas anteriores al accidente, colectiva. Sólo será responsable la Administración por falta de mantenimiento del vallado o la señalización.

Extranjeros

  • Se obliga a matricular definitivamente en España a los vehículos que se utilicen en territorio nacional por residentes extranjeros o por titulares de establecimientos. La concrección de esta obligación se hará en el Reglamento.

Otras modificaciones

  • Aumentan a 20 días los plazos para presentar alegaciones y para pagar de forma voluntaria las multas, que hasta ahora es de 15 días.
  • Se permite no parar e identificar al infractor cuando el agente denunciante se encuentre realizando labores de vigilancia y control del tráfico y carezca de medios para proceder a la persecución del vehículo.
  • Se recoge la posibilidad de restringir el acceso o la circulación por las vías a determinados vehículo por motivos medioambientales.
  • Se añaden dos nuevos supuestos de inmovilización del vehículo. El primero, por incumplimiento de las condiciones fijadas para la circulación (horarios, peso máximo autorizado, etc.) y el segundo, por conducir autobuses y camiones sin el permiso correspondiente (permisos C y D).
  • Se sanciona la caída de carga en la vía, que será sancionado como infracción grave.
  • Menores restricciones en la conducción de enfermos de cáncer hematológico.